19 dic. 2010

QUISIERA ESTAR SEGURO DE HABERTE ENSEÑADO...

                 "QUISIERA ESTAR SEGURO DE HABERTE ENSEÑADO..."

92
 
                                                
                                 Este es un mensaje hermoso que escribió J.Bucay a su hija, unas
                                 palabras las cuales comparto por entero con él, y que decimos y
                                 pensamos muchas veces hacia nuestros hijos, aunque ellos quizás
                                 tarden en comprenderlas... pero que nosotros intentamos guiarlos
                                 desde el corazón, para que crezcan valorando las cosas y haciendo
                                 respetar ellos mismos, haciendo que su salida del nido sea lo mas
                                 feliz posible, y aunque caerán muchas veces, hay estaremos los
                                 padres para tenderles una mano y volverlos a poner en pie, igual
                                 que lo hicieron nuestros padres con nosotros...



y1pwfR8Z-0FR5oyK2cz8gwSPKqsXfmQXvNRnrrleonWL4n_e2B2gBccw_BZmQPjyX-6


 

Quisiera estar seguro de haberte enseñado...
A disfrutar del amor,
A confiar en tu fuerza,
A enfrentar tus miedos,
entusiasmarte con la vida,
A que pidas ayuda cuando la necesites,
A tomar tus propias decisiones,
A ser una buena amiga de vos misma.


http://artenara.files.wordpress.com/2008/07/wavestop.jpg

Quisiera estar seguro de que aprendiste...
A decir o callar según tu conveniencia,
A quedarte con el crédito de tus logros,
A no estar pendiente de la aprobación de los demás,
A no absorber las responsabilidades de otros,
A ser consciente de tus sentimientos y a actuar en consecuencia.
Quisiera estar seguro, hija mía, que aprendiste...
A poner límites,
A sostenerlos,
A tomar más riesgos,
A aceptar los cambios,
A realizar tus creencias,
A ser capaz de llenar primero tu copa y luego la de los demás,
A planear tu futuro pero no vivir en él.
Me gustaría, hija mía, que hayas aprendido...
A valorar tu intuición,
A tomar tus propias decisiones,
A hacer de la comprensión y el perdón, tus prioridades,
A aceptarte como sos,
A disfrutar la diferencia entre los sexos,
A aprender de los encuentros y de los fracasos.




Me gustaría, hija mía,
que te permitas reír a carcajadas por la calle, sin ninguna razón.
Pero, sobre todo, quisiera que hayas aprendido
A no idolatrar a nadie,
Y a tus padres, menos que a nadie
Jorge Bucay

No hay comentarios:

Publicar un comentario